miércoles, 24 de julio de 2013

Miércoles Musicales

¡Buenos días!
Hoy, queridos amigos, es miércoles. Hace dos días que empezó la semana y quedan dos días para que termine, así que he decidido incluir este pequeño espacio para hacer más ameno este día fronterizo. La idea de los días musicales no es cosa mía, la verdad, sino que podéis encontrar secciones así en otros blogs; sin embargo, yo no voy a mostraros simplemente canciones que me gustan, voy a poner sonido a Eterna Oscuridad y os voy a explicar cómo y dónde me influyó cada una de las canciones que aquí salgan...¿qué os parece la idea?
Además, vosotros también tenéis un hueco en esta nueva sección... ¿cómo? Muy sencillo. Hemos habilitado un formulario on-line para que todos vosotros podáis poner música a la novela y de una forma tan sencilla que no podréis poner muchas quejas. La idea es que vosotros accedáis al formulario pinchando AQUI y lo rellenéis siguiendo las instrucciones que se os dan; luego es tan sencillo como hacer click en "enviar" y todo resuelto.

Espero que os guste la idea y que pronto podamos ponernos en marcha con esta nueva sección y vuestras aportaciones personales. Sin embargo, por el momento tendréis que conformaros con mi propia elección musical y hoy inauguramos con....



                                          Falling Inside the dark    Skillet.

                    

El primer capítulo de la novela nos presenta a Elisa, totalmente confusa y sorprendida de seguir con vida después de ser perseguida y atacada por el ser que ha asesinado a su familia. En este capítulo Elisa se siente totalmente destrozada. Acaba de perder a su familia y está completamente sola en el mundo...justo en ese momento hace aparición Daniel y la vida de Elisa parece cambiar totalmente. Es también en este capítulo en el que Elisa descubre que el ser que la perseguía era un Maldito o vampiro y que ella está cambiando...¿Qué mejor canción que esta para ser la banda sonora de este capítulo?
Falling Inside the dark es una canción muy evocadora y oscura que nos hace sentir la angustia y la desesperanza, incluso aunque no entendamos su letra. Me encanta esa melodía en la que la guitarra eléctrica suena con fuerza, infundiendo carácter y mezclándose con la voz del cantante, al principio suave y luego rota. Y el verso "don´t leave me alone", sinceramente, creo que yo pensaría eso si estuviese en la situación de Elisa. Es una canción con fuerza, con una buena dosis de desesperación que pega maravillosamente con la escena de la que os hablo.
En fin, vosotros mismos podéis opinar sobre ello y, para los que no tienen la novela, a continuación podéis leer algunos fragmentos de este capítulo para que os hagáis una idea.
«Se sentó con dificultad en aquella especie de cama y forzó la vista para estudiar el cuarto en el que se encontraba. Parecía demasiado pequeño y el olor a viejo se metía en sus pulmones haciendo que deseara toser. [...] Suspiró con resignación y volvió a tumbarse con la mirada puesta en el techo desconchado de la triste habitación. Se sentía muy débil y dolorida… no recordaba qué había pasado exactamente… sólo recordaba a aquel monstruo, la persecución y… Se llevó la mano al cuello impulsivamente y encontró lo que buscaba: dos pequeñas incisiones en uno de los laterales. Un escalofrío recorrió todo su cuerpo y sintió sus ojos llenarse de lágrimas al darse cuenta de que no había sido una pesadilla… era tan real como aquella habitación.
No sabía cuánto tiempo estuvo allí sola, sentada sobre la cama, con la cabeza entre las rodillas y luchando contra los lacerantes pinchazos que provenían de la herida en el cuello. No vio en ningún momento el sol, ni oyó voces que le revelaran la presencia de otras personas… Estaba sola. Pronto comenzó a llorar al recordar todo lo que había pasado, al recordar los ojos de su perseguidor, sus palabras, su olor a muerte… No podía evitarlo, aquellos recuerdos se agolpaban en su cabeza, deseosos de salir a la luz… pero no había luz, ahora sólo existía oscuridad. Todo había desaparecido. Toda su vida parecía estar ahora enterrada bajo una pesada carga de oscuridad y ella se veía incapaz de sacarla a la superficie. ¿Dónde estaba ella? ¿Qué había sido de su familia? ¿Por qué nadie acudía a buscarla? Sentía ganas de gritar, de llorar, pero, sobre todo, tenía ganas de matar. Al pensar en ello, un dolor lacerante le atravesó el estómago sintiéndose tremendamente agotada.»

« —Elisa —dijo él con tristeza mientras mantenía los ojos fijos en los de ella—. En estos días sufrirás ciertos cambios que te convertirán en alguien… peligroso para el resto.
—Yo nunca haría daño a nadie —insistió ella mientras se apoyaba en el quicio envejecido de la puerta.
—Elisa, tú sabes qué significa esto —dijo él acercándose ella y tomando su rostro entre sus manos.
—Era un maldito, ¿verdad? —dijo ella cerrando los ojos mientras recordaba aquellas historias en las que los malditos hacían aparición—. Monstruos sedientos de sangre que toman las vidas de sus víctimas a cambio de una existencia eterna.
—Sí —asintió él mientras se alejaba de ella para dejarle algo de espacio—. Pasarás unos días sumamente malos, Elisa, y por eso debes permanecer encerrada.
—Por el bien de todos —concluyó ella mientras entraba en la habitación ahora iluminada por la tenue luz de la vela que Daniel había encendido.»

Muchas gracias a todos y pasad un buen final de semana.

2 comentarios:

  1. ¡¡Me encanta Skillet!! Al igual que Breaking Benjamin *O* le podría pegar a tu novela Evil angel :O

    Besitoooos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohhh! gracias, Marta! A mí también me encanta Skillet *O* me gusta la de Evil Angel, no la conocía, la verdad...¿tienes alguna escena en mente para la canción?

      Eliminar